7 MITOS DE LA ADICCIÓN

Los mitos que rodean a la adicción no solo están equivocados, son mortales. Las mentiras, los estigmas y los conceptos erróneos sobre el abuso de sustancias impiden que los usuarios busquen y reciban tratamiento y hacen que más personas se vuelvan adictas. El primer paso para combatir esta enfermedad es comprenderla.

MITO #1: SÓLO LOS “NIÑOS MALOS” SE VUELVEN ADICTOS

La adicción no es un defecto de carácter y no refleja la integridad moral de quien la padece. Los expertos y las asociaciones médicos están de acuerdo: La adicción es una enfermedad que tiene repercusiones biológicas, neurológicas, psicológicas, sociales y espirituales. Como cualquier otra enfermedad crónica, la adicción se caracteriza por ciclos de remisión y recaída, y es progresiva si no se trata.

MITO #2: EL ABUSO DE SUSTANCIAS ES UN PROBLEMA DE COMPORTAMIENTO.

La adicción es compulsiva e involuntaria. En cierto punto, la dependencia fisiológica de una sustancia supera la capacidad del consumidor para dejarla voluntariamente. Tratar la adicción como un problema de comportamiento culpa al usuario e ignora la dependencia física y psicológica muy real y muy peligrosa que es el sello distintivo de la adicción.

MITO #3: SUPERAR EL ABUSO DE SUSTANCIAS ES UNA CUESTIÓN DE VOLUNTAD.

Una vez que alguien es adicto, la abstinencia es una tarea seria y compleja. Debido a que las sustancias alteran la mente, puede ser muy difícil para un usuario tomar decisiones conscientes y racionales. Además, la adicción afecta a casi todas las partes del cuerpo del usuario, lo que hace que dejar de usar sea extremadamente doloroso, incómodo e incluso potencialmente mortal. Además, dejar una sustancia sin abordar los problemas subyacentes, como un trauma, aumenta la probabilidad de recaída. Para dejar de usar y mantenerse limpio, una persona que sufre de adicción necesita apoyo continuo y, en algunos casos, supervisión médica.

MITO #4: LA ADICCIÓN ES CAUSADA POR LA FALTA DE DISCIPLINA O ATENCIÓN DE LOS PADRES.

El abuso de sustancias NO es un reflejo de la crianza o las habilidades de los padres. Una vez que alguien está abusando de las drogas, ninguna cantidad de disciplina puede reducir la adicción. Las sustancias que alteran la mente están en todas partes —en las escuelas, en los medios y en los anuncios—al igual que las oportunidades para usarlas. Y como padre, no puedes estar presente en cada momento de la vida de su hijo adolescente. El mejor enfoque para prevenir el uso o abuso de sustancias es establecer expectativas, establecer una línea de comunicación abierta y desempeñar un papel activo en la vida diaria de su hijo adolescente.

MITO #5: LOS TRATAMIENTOS POR ABUSO DE SUSTANCIAS NO FUNCIONAN.

Muchas personas con adicciones están convencidas de que la desintoxicación está fuera de su alcance. En el camino hacia la sobriedad, las recaídas son comunes y es muy fácil perder la esperanza. Para empeorar las cosas, los familiares, amigos y miembros de las fuerzas del orden a menudo los tratan como una causa perdida. Muchas personas en recuperación describen su viaje como un proceso de “tres pasos adelante, dos pasos atrás”. Pero hay muchos tipos de opciones de tratamiento, y con la combinación adecuada de tratamiento y apoyo, la recuperación ES posible.

MITO #6: LA DESINTOXICACIÓN DETENDRÁ EL ABUSO DE SUSTANCIAS.

Existe la suposición común de que los programas de desintoxicación con asistencia médica "curarán" la adicción en cuestión de días o semanas. Pero la verdadera recuperación lleva mucho, mucho más tiempo. La desintoxicación médica es el primer paso para liberar al cuerpo de una sustancia adictiva. Pero la adicción provoca cambios a largo plazo en el cerebro que no desaparecen simplemente una vez que la sustancia se elimina del cuerpo. Para romper el ciclo, una persona debe aprender a volver a entrenar su cerebro y abordar las causas subyacentes de su adicción. Para la mayoría, la recuperación es un proceso de por vida.

MITO #7: LA ADICCIÓN ES CAUSADA SOLAMENTE POR LAS DROGAS.

La adicción es un problema complejo con causas complejas y soluciones complejas. La mayoría de las personas en recuperación le dirán que su adicción fue solo un síntoma de un problema mayor, derivado de un trauma pasado, duelo o un sentimiento de aislamiento y desconexión. Esta es una de las razones por las que el enfoque del “amor duro” no funciona. Las personas que sufren de adicción necesitan estructura y responsabilidad. Pero cortarlos solo intensifica los sentimientos de aislamiento que contribuyeron al problema en primer lugar. La complejidad de la adicción es parte de lo que la hace tan difícil de superar y por qué es esencial un apoyo positivo y continuo.

Get Help

Text LookUp to 494949 Available 24 hours every day